Mark Rothko, el arte como vía de expresión y espiritualidad

Supo que el arte era para él en el año 1923, cuando visitó la Art Students League de la ciudad de Nueva York con el propósito de ir a encontrarse con un amigo. Con motivo de su espera, ingresó al curso que estaba tomando su conocido y allí Mark Rothko presenció cómo los estudiantes dibujaban a una modelo desnuda y de inmediato sintió que había nacido para ese mundo.

 

El sublime y áustero interior de la Capilla Rothko

 

No lo pensó dos veces y se inscribió en la Art Students League, pero apenas estuvo dos meses allí cuando decidió regresar a Portland para visitar a su familia. En el camino, Rothko se resolvió por hacer teatro y se unió a un grupo de teatro que era dirigido por Josephine Dillon, la esposa de Clark Gable. No tuvo mucho éxito sobre las tablas y volvió a Nueva York para refugiarse de una vez por todas en las artes plásticas.

 

Luis Benshimol

 

A su regreso a La gran manzana se resolvió por el instituto New School of Design, donde se convirtió en alumno del artista vanguardista Arshile Gorky y durante el otoño de 1925 tuvo la oportunidad de ver clases con el artista de bodegones Max Weber en el Art Students League, el ruso le permitió ver el arte como una herramienta de expresión emocional y religiosa, una premisa que se mantendría presente a lo largo de su vida y obra.

 

Instituto New School of Design

 

Entre las tempranas influencias de Mark Rothko se encuentran maestros como Paul Klee y Georges Rouault. Vivir en Nueva York le permitió estar en contacto directo con las principales ideas y tendencias que con respecto al arte se estaban tejiendo en las primeras décadas del siglo XX, cuando el abstraccionismo cobraba fuerza y las diversas caras de la vanguardia empezaban a ganar aceptación y reconocimiento por parte de la crítica.

 

Paul Klee Luis Benshimol

 

En el año 1928 organiza su primera colectiva en la Opportunity Gallery. Allí Rothko y el resto de los integrantes de la muestra organizan una exhibición predominada por cuadros expresionistas, oscuros y temperamentales, que obtuvo relativa aceptación entre la crítica y la audiencia. Por esta misma época comenzó a frecuentar la compañía de:

  • Adolph Gottlieb,
  • Barnett Newman,
  • Joseph Solman
  • y John Graha.

Todos seguidores del trabajo de Milton Avery, pintor que también calaría en el gusto de Rothko.

 

Luis Benshimol, Mark Rothko

En el año 1933 presentó su primera individual en el Museo de Arte de Portland, despertando el desconcierto de su familia, que estaba en desacuerdo con sus inclinaciones por la pintura, en especial durante la época de la Gran Depresión. Rechazado por los Rothkoviches, regresa a Nueva York y lleva la misma exposición a la Contemporary Arts Gallery, donde los óleos consiguen acaparar la atención de la crítica.

Superada la influencia de Milton Avery, funda el grupo Whitney Ten Dissenters, también conocido como The Ten o Los diez. El estilo de Rothko cambió notablemente hacia finales de la década de los cuarenta, caracterizándose por grandes cuadros con capas muy finas de pintura. También acude frecuentemente a los grandes formatos que envuelven al espectador en la busca de esa experiencia mística que podemos apreciar en lugares como la Capilla Rothko de la familia De Menil en Houston.

Mark Rothko puso fin a su vida en el año 1970. Algunos críticos creen que sus últimas piezas, sumamente oscuras y sombrías, eran consecuencia de la etapa depresiva que afrontó en sus últimos años, adicto a ciertos fármacos y al consumo de alcohol.