Luis Benshimol: Sol Calero, nominada al Preis der Nationalgalerie

publicado en: Luis Benshimol | 0

Sol Calero (Caracas, 1982) combina la pintura y la escultura para crear espacios de instalación híbridos que operan como entornos sociales y zonas en contacto. A través de un enfoque lúdico, se aprecia su conocimiento histórico de los grandes maestros del arte, mediante un dibujo experto que hace referencia a pintores como Matisse, a la vanguardia de América Latina y el modernismo tropical de estilo caribeño.

Amazonas Shopping Center

La artista residenciada en Berlín es una de 4 mujeres nominadas a este prestigoso premio organizado por el estado alemán. Según la institución del premio, su nominación se basó por su distintiva estética de carácter artesanal que invita a apreciar el espacio que ocupa una obra de arte y su función social dentro del entorno como una totalidad.

Calero –quien domina numerosas prácticas y medios, desde la producción textil, diseño de estampados, producción de vídeo, pintura y escultura– se dedica a crear instalaciones, espacios habitables, cercanos a un set de televisión. Para la exposición del premio, la artista decidió hacer un compendio de sus más recientes obras, reunidas en un Centro Comercial.

‘Amazonas Shopping Center’ comprende varias instalaciones, desde una escuela, una peluquería y un cine, hasta su ya conocida Casa de Cambio Cielito Lindo, que debutó en Art Basel hace un par de años con la galería Laura Bartlett. Cada uno de estos pequeños espacios aprovecha la narrativa acerca de la cultura Latinoamericana y combinando aspectos de nuestra tropicalidad como las plantas y los colores, para crear una suerte de sátira.

Un premio con polémica

Las cuatro nominadas del Preis der Nationalgalerie, emitieron una declaración conjunta sobre sus experiencias y de esta manera hacer recomendaciones y cambios a tres aspectos problemáticos que observaron en el premio, reflejando la floreciente tendencia en el mundo del arte sobre la realización de estos actos.

En la noche del 20 de octubre de 2017, se realizó la ceremonia de premiación del Preis der Nationalgalerie en el Hamburger Bahnhof – Museum für Gegenwart, Berlín. Con un jurado de reconocidas figuras en el mundo de arte con presencia internacional y local, se otorgó el reconocimiento a Agnieska Polska, de Lublin, Polonia, luego de álgidas conversaciones. El premio, cuyo valor íntegro es el privilegio de la exposición además de una publicación para la artista ganadora, no está exento de cierta polémica por carecer de valor monetario desde hace un par de años.

Recientemente las artistas nominadas emitieron una declaración sobre su experiencia durante la nominación y su respectiva premiación, en los que destacan:

  1. Su preocupación por el énfasis constante a los comunicados de prensa y discursos públicos, en nuestro género y nacionalidades, más que en el contenido artístico del trabajo premiado.
  2. El patrocinio principal la compañía automotora BMW, cuya presencia en el acto fue más relevante que el artista y su obra, estimula una competencia que obstaculiza la solidaridad, colectividad y el apoyo mutuo entre los artistas.
  3. Los artistas contribuyen gratamente al prestigio de estos premios, pero debe haber una compensación monetaria proporcional a lo que se muestra. Las exhibiciones no deben ser gratuitas, así como los paneles y discusiones públicas.

En excelente compañía

Las nominadas al PNG. De izquierda a derecha: Jumana Manna, Sol Calero, Iman Issa y Agnieska Polska. Foto: PNG

La artista se rodea de 3 artistas excepcionales, incluyendo la ganadora del premio, Agnieszka Polska. Reconocida por la Nationalgalerie, usa la animación y la fotografía como lenguaje, llegando a ser extraños y de ensueño. La vanguardia histórica es fuente de inspiración en sus iconografías, utilizando como fuentes archivos, fotografías antiguas, palabras de texto de todo tipo, o el aspecto artificial de los medios digitales. Con un lenguaje complejo, aborda la construcción de la historia y su influencia en la sociedad. Su nominación se debió a su versatilidad y lo conciso de su lenguaje fílmico.

Iman Issa, nativa del Cairo, a través de los medios de escultura, fotografía y texto y vídeo, realiza conceptos complejos. Su enfoque se basa en la historia del arte y sus monumentos, en un intento de reorientar su significado, usando como punto de partida la estética y política. Fue seleccionada por el jurado, porque sus obras artísticas y series manifiestan la creencia del artista en el poder de los objetos y en su compleja elocuencia, también muestran un significado multifacético sin centrarse en una narración singular. El uso de un lenguaje minimalista y contemporáneo responde a la variedad de contextos internacionales y a la textura de la historia.

Jumana Manna, sus instalaciones de cine y esculturas hablan por sí mismas con elocuencia. Tiene la capacidad de abordar temas graves desde su toque personal con humor, tomando una posición sin señalar con el dedo. Por su particular forma de abordar las inquietudes políticas urgentes de nuestro presente, desafía las narrativas maestras que perpetúan la violencia en medio de la sociedad, fue seleccionada por el jurado. Además logra no ser crítica ni superficial, sino útil en su enfoque.


Hasta el 14 de enero de 2017 estará abierta al público la exposición de las nominadas al premio en Hamburger Bahnhof de Berlín.

Ver fuente