Luis Benshimol: Se arrienda el MAMBO | Benshimolarte

publicado en: Luis Benshimol | 0

El Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO) adoptó medidas de gran envergadura, generando olas de reacciones de todo tipo, para llamar la atención del público colombiano a la crisis financiera del museo. Además, según explicó la directora del museo, la acción de “arrendar el MAMBO” fue parte de una campaña de impacto social generada en conjunto con la fundación Más Arte Más Acción.

“SE ARRIENDA”

Fue el lunes de febrero que apareció en el Museo de Arte Moderno de Bogotá un gran anuncio rojo que leía las palabras: “SE ARRIENDA” seguidas de un número de teléfono. Al marcarlo, atendía Carlos Muñoz, un agente inmobiliario que daba la información básica del espacio en cuestión. “Tiene un área de 4.420 metros cuadrados, cinco plantas, doble techo en altura y una excelente iluminación natural. Está en una ubicación estratégica en el centro de Bogotá, con total facilidad de acceso y cercanía a estaciones de TransMilenio. El precio mensual del alquiler asciende a los $120.000.000 pesos colombianos”. La noticia desconcertó a Colombia entera, además de despertar reacciones entre el público general en Twitter, donde la noticia fue “trending topic”. Pero, ¿realmente estuvo en alquiler el museo?

“Se arrienda” el MAMBO, 2018. Foto: El Tiempo

Acción y atención

El museo no tardó en dar una respuesta oficial ante el disgusto de la mayor parte de la audiencia. “El MAMBO es una realidad, es un espacio viviente, un escenario único y una oportunidad para aquellos que aún sienten que tienen mucho que ver (…) Hoy el MAMBO se arrienda para aquellos que buscan inspiración en el pasado para dibujar su futuro”, fueron las palabras que pronunció Claudia Hakim, directora del museo, en la rueda de prensa convocada.

Ciertamente las redes sociales explotaron ante la noticia, creando el efecto esperado por parte del museo, que era sensibilizar a la colectividad sobre el poco apoyo que se le da a este espacio cultural. Se llamó atención al hecho de que el MAMBO no cuenta con un apoyo privado ni público, por parte de instituciones como el Ministerio de Cultura. Con un presupuesto mensual de 130 millones de pesos colombianos, el museo apenas consigue 25 millones mensuales. Se desconoce la cifra total obtenida a través de esta campaña de concientización, pero en 24 horas se recolectó lo suficiente como la celebrar el 55 aniversario del Mambo con un año de exposiciones de artistas colombianos.

El cartel de arriendo funcionó como estrategia de impacto publicitario, dando a conocer la difícil situación del centro cultural, además de activar las consciencias de los bogotanos para no permitir el abandono de sus instituciones. El museo también dejó claro que sus puertas se encuentran abiertas a cualquier proyecto para hacer uso de las instalaciones.

“YO TENGO EL MAMBO”

Así, se concluyó la acción de arrendamiento, como parte de una campaña de impacto generada junto con la fundación Más Arte Más Acción, cuyo objetivo es generar pensamiento crítico usando el arte como herramienta para ello. La toma del MAMBO es un programa apoyado también por otras 12 organizaciones que trabajarán juntas para “tomar” el MAMBO a través de performances, instalaciones, esculturas y otras acciones.

La toma del MAMBO es la propuesta para reactivar el escenario cultural bogotano, al mismo tiempo que invitar al ciudadano a ser parte del mismo, pagando una membresía que funciona desde el 2016, con la novedad de que ahora se denominará Yo tengo el MAMBO, para ser parte de una red que promueva la cultura y el arte en Colombia.

Ver fuente