Luis Benshimol: Rachel Whiteread: su carrera entera en el Tate

publicado en: Luis Benshimol | 0

Rachel Whiteread se apropia de todos los espacios del Tate Britain para mostrar una retrospectiva de su carrera. Con sus enormes esculturas, nuevas y viejas creaciones, se instala en Londres hasta enero de 2018. La muestra celebra la carrera artística de la aclamada artista británica Rachel Whiteread, que ya alcanza el cuarto de siglo. Conocida principalmente por su trabajo escultórico y por ser la primera mujer de la historia galardonada con el Turner Prize.

Una gran retrospectiva

Comienzas haciendo palabras para luego jugar con ellas

Rachel Whiteread.

Tate Britain vacía completamente su galería de más de 1.500 metros cuadrados, para exhibir durante todo el otoño una selección de las esculturas fundamentales de gran formato junto con piezas de carácter más íntimo firmadas por Rachel Whiteread (n. 1963 Ilford, Reino Unido). La exposición tomó al menos 4 semanas en instalar. La artista participó activamente, expresando el emotivo viaje que ha sido ver todas sus creaciones expuestas en un mismo espacio. Además, dice sentirse orgullosa de admirar la consistencia de su trabajo, que ha mantenido un camino muy rígido, logrando ensamblar un lenguaje elaborado desde el alfabeto: “Comienzas haciendo palabras para luego jugar con ellas”.

La nueva obra, instalada en el exterior de la galería, es parte de una serie de trabajos llamados por la artista como “Shy sculptures” (esculturas tímidas), compuestas de cobertizos, chozas, cabinas de locaciones tan remotas como los fiordos de noruega o el desierto de Mojave. Para Whiteread, los cobertizos son preciosos y tienen su propia poesía, con muebles para personas que sueñan su vida lejos. Es el deseo de la artista hacer más creaciones de este tipo y ubicarlos en lugares remotos alrededor del mundo, acompañados de un libro y un mapa, siempre en el lugar correcto.

Entre sus trabajos de menor formato, se encuentra la pieza Torso, un molde de yeso de una botella de agua caliente, mostrando vulnerabilidad y volteándose sutilmente como si tuviera problemas para dormir. Lo mismo ocurre con los colchones, especialmente Shallow Breath, ligeramente hundido como si estuviera exhausto, haciendo lo mejor que puede para respirar en las horas de la madrugada, creando una perfecta analogía entre el objeto original, la forma de la escultura y el título. También se apreciará la escultura Ghost II del 2009, como un palacio de hielo en miniatura.

Turner conquistado

Con apenas 30 años de edad, Whiteread ganó el importante premio en 1993 con su creación House: un molde de tamaño natural del interior de la terraza de una casa condenada del East End londinense, que más adelante fue controversialmente demolida. Whiteread fusiona las formas arquitectónicas y domésticas, aludiendo a recuerdos y experiencias tanto personales como universales.

La artista británica examina la negatividad del espacio dentro y alrededor de los objetos, sugiriendo la relación entre el contacto humano incrustados en su entorno. Considerada como una de las líderes del arte contemporáneo británico, usa en su creación artística materiales industriales como yeso, resina, concreto, goma y metal para moldear objetos cotidianos en un espacio arquitectónico, evocando desde lo más intimo hasta lo más monumental.

La geometría y el trabajo en serie con tendencia minimalista son elementos constantes en su carrera, pero desde sus comienzos ha revolucionado estas premisas para revisarlas hacia dentro dándoles la vuelta. En su proceso creativo se apoya en sistema de molde y vaciado, aplicado en un principio a su propio cuerpo y después a objetos domésticos como colchones o bañeras, elementos constructivos a habitaciones e incluso viviendas completas.

Los vacíos espaciales han sido tomados por la artista como esculturas rotundas, apelando a nuestros sentidos y la forma en que apreciamos el espacio, sin que el volumen impida la expresión lírica de Whiteread. En sus obras con un alto carácter simbólico, evocan la infancia, relaciones dejadas a un lado, a la nostalgia de lo que alguna vez fue.

El arte público donde corresponde

“Chicken Shed”, Rachel Whiteread, 2017. Foto: TATE

La mayor retrospectiva hasta la fecha de Whiteread, hace un repaso de casi tres décadas que exhibirá desde sus cuatro primeras de sus esculturas mostradas en su primera exposición en 1988, hasta las más recientes, elaboradas especialmente para esta antología como, por ejemplo, Cobertizo de las Gallinas (Chicken Shed) realizada en concreto en 2017, apostada sobre el césped en el exterior del museo durante la exhibición. Responsable de un gran número de exhibiciones públicas alrededor del mundo, incluyendo la plaza de Trafalgar y el monumento del Holocausto en Viena, Rachel Whiteread considera que las esculturas deben ocupar espacios públicos, a ser respetados y cuidados por todo el que los visita.

Ver fuente