Luis Benshimol: José de la Mano homenajea a Ángel Duarte

publicado en: Luis Benshimol | 0

En su continuada y perenne misión de rescate de la geometría española, la Galería José de la Mano recupera la voz más internacional del colectivo vanguardista Equipo 57, presentando la obra escultórica del extremeño Ángel Duarte, con una selección exquisita de sus esculturas realizadas en solitario entre las décadas de los 60 y 70.

Ángel Duarte, “Cubo [División de un cubo por 6 paraboloides hiperbólicos], 1965. Foto: cortesía Galería José de la Mano

11 es la mitad de 22

La exposición plasma el trabajo del artista en solitario expuesto en 11 obras –la mitad de 22–, el mismo número de sus fechas de nacimiento y defunción. Un número que Duarte utilizó en su obra, pues varias de sus esculturas fueron compuestas con 11 ó 22 varillas de metal, intuyendo sobre los cálculos matemáticos que el artista realizó para construir sus esculturas públicas monumentales.

Ángel Duarte (Cáceres, 1930 – Sion, 2007) se centró en una figura como módulo inicial para sus experimentos escultóricos: el paraboloide hiperbólico. Variando tamaños, posiciones y materiales, diseños con estructuras conformadas por varillas, otras superficies curvadas unidas manteniendo una continuidad espacial, el resultado fue una numerosa serie de figuras tridimensionales.

Sus esculturas carecen de significado o connotación, son objetos tridimensionales que ofrecen un placer estético merced a la armonía de sus proporciones y a su equilibrio, sin obviar los efectos de carácter óptico-cinético resultantes de la incidencia de la luz sobre las finas varillas de acero inoxidable y sobre todo el espectador que aporta su perspectiva. Esto se mantiene en mucha de sus instalaciones a lo largo de Suiza y en España, elaboradas con barras de acero inoxidable, poliéster o acero y cemento proyectado, mostrando de forma intacta la fragilidad y la liviandad de su aspecto independientemente de su pequeño y mediano formato.

Miembro del 57

 

En los inicios de su carrera, Duarte trabajó en solitario, como un artesano riguroso y paciente. A medida que su obra se iba conociendo en Suiza y en otros países europeos, donde el arte geométrico estaba en auge. Mantuvo su investigación en el campo de la abstracción geométrica, derivando a una obra que roza con los conceptos del arte óptico y cinético. Duarte formó parte de diversos grupos artísticos como Nouvelle Tendance y fue fundador del Grupo Y. Pero fue en París, donde se formó el Equipo 57 –nombre designado por su año de consolidación– fue un grupo que se conformó en torno a un espíritu transgresor de la normalidad artística de los años cincuenta en España. En su momento de identidad anónima, algunos de sus integrantes fueron José “Pepe” Duarte, Juan Cuenca, Agustín Ibarrola y Juan Serrano. Defendían un nuevo comportamiento artístico, un compromiso social con la abstracción geométrica.

El grupo se disolvió en 1966 con el catálogo de la exposición antológica del grupo en la Galerie D’Art Actuel en Ginebra y Galerie Aktuel en Berna. A partir de entonces, fue Ángel Duarte quien se convirtió en el difusor internacional de la obra del grupo, ocupándose hasta su muerte de incluirla en las principales exposiciones de arte cinético y óptico de Europa y Estados Unidos. Siendo uno de los artistas destacados del arte geométrico europeo y especialmente el español del siglo pasado, la Galería José de la Mano hace un intento en esta muestra de recuperar su memoria histórica necesaria, con el deseo de que la muestra sea su preludio y que le sigan más exposiciones que muestren también, otras facetas de toda su interesante trayectoria artística.

Ángel Duarte, “Relieve 2”, 1972. Foto: cortesía Galería José de la Mano


La exposición “Ángel Duarte: la voz internacional del Equipo 57” permanecerá abierta al público en la sede de la calle Zorilla de la Galería José de la Mano en Madrid, hasta el 2 de junio de 2018.

Ver fuente