Luis Benshimol: Étimo de Carla Cascales en Castellana 22

publicado en: Luis Benshimol | 0

La artista Carla Cascales (Barcelona, 1989) renunció a su meteórica carrera en diseño, para adentrarse en lo que siempre ha sido su sueño, dedicarse a la escultura. Ahora, luego de una gran ola de reconocimiento por parte de los medios, se presenta en los espacios de WeCollect de Madrid, con su primera exposición individual titulada “Étimo“.

El origen

Etimológicamente, el título de su exposición significa origen en griego. Además de ser la muestra que marca la primera de muchas, “Étimo” podría también hablar de la búsqueda de la esencia y la belleza en la imperfección, que ha sido una constante en la carrera de la artista. Con esta exposición la artista hace un homenaje a esta búsqueda, a “llegar a la esencia de las cosas sin perder poesía“.

Obras de Carla Cascales, incluidas en su primera exposición individual en WeCollect Madrid. Foto: cortesía de la web de la artista

Las piezas exhibidas expresan el interés de Cascales por la arquitectura moderna, el brutalismo y el minimalismo, así como también el aprecio por materiales nobles, geometrías y la ausencia de ornamentos para presentar los objetos. “Igualmente, su obra es muy refinada y detallista, vislumbra un carácter atemporal apartándola de modas actuales, estableciendo un diálogo entre la investigación y la comunicación de aquello que es realmente importante: la esencia de la escultura y los materiales”, reza la nota de WeCollect al respecto.

El interés de Cascales recae en la fragilidad de los materiales y nuestra capacidad de repararlos, devolviéndoles fuerza y aportando a su belleza intrínseca. La influencia oriental para mostrar la valoración de la belleza se encuentra muy marcada en cada una de sus piezas, incorporando las técnicas del Kintsugi, mostrando las fallas de los materiales con oro, para mostrar que el objeto reluce fuerte y bello después de ser reparado. En este caso, es el concepto Wabi-Sabi, en el que se aprecia la belleza imperfecta irregular y mundana, y el paso del tiempo, la influencia primordial de Cascales. Estos dos conceptos deben entenderse como metáforas aplicables a personas, para apreciar el paso del tiempo en ellas, encontrar la belleza en lo mundano, al mismo tiempo que se muestra la belleza de sus cicatrices.

Dentro de las piezas que conforman la muestra, nos encontramos con siluetas femeninas desnudas, pintadas en superficies de algodón crudo, para aprovechar la textura que ofrece la tela, explorando así la expresión de su arte a través de la pintura. Por otro lado, la serie “Brass Nude” (Latón Desnudo) muestra la sensualidad de la formas femeninas desde una exploración abstracta, utilizando este material sobre maderas nobles como el nogal. En “Kintsukuroi”, exhibe detalles decadentes que chocan con círculos elegantes, retratando la relación entre la perfección y la imperfección.

Diseño por escultura

Carla Cascales, residenciada en Barcelona, primero se conoció por sus trabajos de diseños realizados con grandes marcas e instituciones reconocidas, alcanzando el reconocimiento del Silver Laus Design Award por la dirección de arte en el proyecto European Days of Local Solidarity de la Comisión Europea junto a la Diputación de Barcelona, dejando todo por realizar uno de sus más grandes sueños, ser escultora.

Al recibir la beca Varda Artista Residency de San Francisco, junto a su hermana, donde a bordo del barco SS Vallejo hicieron una colaboración, para realizar la primera escultura sonora. Antes de la exposición Étimo, Cascales ha participado en muestras colectivas como Erotic Stories en Mirat & Co Gallery; Galería Miquel Alzueta; White Wall, Espacio 88 y MCAM Gallery.


La exposición Étimo estará abierta al público en WeCollect Madrid, Castellana 22, hasta el 2 de Marzo de 2018

Ver fuente