Luis Benshimol: Bruno Querci: Energicoforma y el pintor auroral

publicado en: Luis Benshimol | 0

La Galería A Arte Invernizzi de Milano recibe la muestra individual “Energicoforma” de Bruno Querci que expone una presencia de obras de los años 80 y obras más recientes, destacando la base fundamental de la ruta creativa del artista italiano.

La energía de la forma

Desde los inicios de su práctica, Bruno Querci (Prato, 1956) se dejó llevar hacia el movimiento conocido a mediados de los 80 como “pobre abstracción”, hasta alcanzar protagonismo en este movimiento, trayendo desde la superficie de sus lienzos un complejo juego de pesos percibidos, en el que los diferentes pisos define una condición de equilibrio complejo, siempre diferente.

En “Incombente” (1985), “Insieme” (1985) y “Pittura” (1985), Querci muestra su tendencia de tratar de arreglar el límite de las formas que siempre se están escapando de los lienzos, desde el momento de su creación. Otras obras como “Minimo” (1986) y “Luogo” (1985) muestran un diálogo potencial con el infinito, donde la luz define y trae unas formas en apariencias, mientras que le da al espectador la habilidad de percibir los valores sensoriales de los colores en formas que siempre son diferentes.

En su trabajo más reciente, permanece su punto de reflexión que no es más que la relación entre lo visible y lo invisible, partiendo siempre desde el vacío. Bruno Querci en este trabajo aplica un número de capas de pintura negras y blancas, creando el efecto de anular la textura de los lienzos, para crear nuevas superficies totalmente desprovisto de cualquier apoyo material.

Las piezas que son mostradas por primera vez tienen un acercamiento más radical que sus anteriores trabajos, también esencialmente son más geométricas para los ojos de espectador. Trabajos como “Geometricoluce” (2017), “Geometriconaturale” (2017), “Dinamicoforma” (2017), en conjunto muestran cómo el artista a través del tiempo se ha desarrollado de forma más profunda en su descripción con este diálogo.

El pintor auroral

“La mano del artista hace que las formas sin formas aparezcan, ajustándose a él y trabajando libremente”

–Bruno Querci

Llamado “el pintor auroral” porque su demonio creativo está muy lejos de ser domesticado, Querci indaga dentro de las dimensiones espaciales, descubriendo que la dinámica de la superficie no puede ser puramente espacial. Como se ve, el problema real de la forma es simplemente que está sólo presente de forma parcial dentro del cuadro.

En su trabajo más reciente, el artista se enfrenta con la forma, donde su discurso se convierte en un asunto de la naturaleza, más allá de las líneas de la Naturaleza natural. Querci entiende que la forma debe aparecer simultáneamente con el espacio sin forma, la superficie dinámica tiene su verdad dentro de la fisiología de la forma. En su caso el trabajo guía al artista y no de otra forma. La apariencia de este proceso coincide con las figuras que se apoyan entre el objeto y el trabajo.

Este diálogo con su trabajo, brinda en su cronología la forma adecuada de evaluarlo, sin que de ninguna manera divergen de la poca medida de su trabajo en sus inicios. Bruno Querci avanza hacia la resolución problema hasta disolverlo totalmente.

Ver fuente