Luis Benshimol: Alicja Kwade sobre fases y órbitas

publicado en: Luis Benshimol | 0

La Galería König y la Galería Kamemennour abren sus espacios a la artista Alicja Kwade, con dos exposiciones en solitario en Londres y Berlín, donde utiliza el sonido como recurso artístico, además Revolution Órbita que propone el tiempo como espacio en movimiento.

Las fases del sonido

“Phase” de Alicja Kwade. Foto: König Galerie

En el centro de la sala, 12 cornetas de sonido envolvente con un anillo redonde y perfecto en el centro. Colocado en el piso, hacen una instalación estática llamada “NachBild” (Al lado de la imagen), animada únicamente con el sonido de una pieza de 2:02 minutos de duración reproducida una y otra vez. Un ring metálico claro se emite, acelerando más a más antes de terminar en un crescendo pleno, con notas profundas y prolongadas. La galería, una antigua capilla, favorece la acústica para la ejecución de la obra.

“NachBild” muestra cómo la percepción humana puede ser manipulada fácilmente. Contrariando su título, esta obra no llama al espectador por la imagen que impregna la retina, sino por las diferentes velocidades en las que la luz y las ondas del sonido viajan. La obra refleja temas recurrentes de la artista, en especial su análisis, medición y la posibilidad de hacer visibles las leyes abstractas y unidades como el tiempo y el espacio.

La instalación, denominada “Phase”, está ligada a su serie de esculturas sobre el estado del tiempo, desarrolladas por Kwade desde el 2009, en las que la artista explora cómo el movimiento es percibido en tiempo y espacio con detalle, desde lo concreto hasta la larga escala.

“Phase” de Alicja Kwade. Foto: König Galerie

 

Su forma circular es emblemática y recuerda a los planetas y sus órbitas, posicionados en términos de infinito, aludiendo a los altos y las relaciones cósmicas que juegan un papel en su trabajo. Ambas piezas hacen referencia al ambiente sagrado del espacio, al ser una antigua capilla, haciendo una demostración como la física y astronomía pueden comulgar con la religión, en un espacio cerrado y así poder entender el mundo.

La revolución de la órbita

“Revolution Orbita” de Alicja Kwade. Foto: Kamelmennour

Por otro lado, la artista se presentó recientemente en Londres en la Galería Kamelmennour. Allí trajo su más reciente trabajo, llevando al espectador a un viaje en el peso y medida de la realidad, desde el tiempo espacial hasta las relaciones sociales, en una exploración física de todas las fuerzas que intervienen en nuestras vidas. Kwade muestra la pista de que el tiempo es tanto el principio como el fin, marca nuestras vidas. La artista lo transmite utilizando piedras de granito, magma cristalizada a través de los años y arcilla que al calentarse, el tiempo ha convertido en ladrillos.

“Revolution Orbita” muestra “OrbitaGravitas”, una instalación específica donde bucles y pesadas piedras flotando en el espacio en tensión. La galería de forma metafórica se convierte en el centro del universo, con planetas circulando a su alrededor. Debajo de esta instalación se encuentra la escultura “CausalStability”, como una contraparte de la onda gravitacional, creando un vínculo entre los que se exhibe y la galería.

Ver fuente