Luis Benshimol: Ad Reinhardt: AZUL | Benshimolarte

publicado en: Luis Benshimol | 0

David Zwirner New York, presentó Ad Reinhardt: Blue Paintings con la mayor cantidad de pinturas azules del artista en una exhibición individual, a propósito de los 50 años de su fallecimiento. La exposición revisó los trabajos realizados entre 1950 y 1953, incluyendo lienzos anteriores de la época de los 40.

Puro azul

El azul fue uno de los objetos de estudio de Ad Reinhardt (Nueva York, 1913-1967). Los azules intensos de las pinturas de Reinhardt parecen cambiar ante la mirada del espectador, con sutiles cambios de color en cada lienzo que contrasta con sus obras vecinas. Reinhardt muestra una intensidad en sus obras especialmente convincente, recompensando el estudio analítico de la mirada por largo tiempo. En esta serie de obras, el artista emparejó diferentes tonos de azul tan similares que puede llevar minutos apreciar su distinción, desafiando así los límites de la percepción.

A través de 28 obras que llenan los espacios de dos galerías, se revela en conjunto un rango de exploración que ha transcurrido desde la negación absoluta y extrema del color con sus pinturas negras, a la revelación del color. De esta manera, sorprende con su  riqueza, se revela con destellos de verde, morado, negro y gris pizarra que entran y salen de la visibilidad del espectador.

En aquellas obras más cercanas al monocromo, las superficies se abren con el tiempo, pareciendo respirar ante la presencia o la evasión del espectador. En cuanto a las pinturas más oscuras, poseen un brillo misterioso y el color se mueve a diferentes velocidades.

La exhibición ofrece una narrativa. Abarca tanto las pinturas realizadas antes de 1952 como las posteriores. Se considera este año como el punto de quiebre del artista, dejando a un lado sus composiciones más ligeras alrededor del lienzo. Posterior al 52, sus obras comienzan a expandirse por todo el espacio de la superficie, los colores dejan de ser leídos como entidades de composición para convertirse en sinónimos de sensaciones verticales y horizontales.

Hacia el negro absoluto

Instalación de los Black Paintings de Ad Reinhardt en David Zwirner (2013). Foto: cortesía de la galería

Después de explorar el color en profundidad, Reinhardt se dedicó a eliminarlo por completo. En 2013, la galería David Zwirner, presentó su pintura negra definitiva, con obras descritas por el propio autor como “telas cuadradas (neutral, sin forma) de cinco pies de ancho con cinco pies de alto, tan alta como un hombre y tan ancha como un hombre con sus brazos extendidos, de un hombre (no grande, no pequeña, sin tamaño), trisectada, una forma horizontal que niega una forma vertical (sin forma, sin fondo, sin dirección), oscuridad (sin luz), sin contraste (incolora), con pinceladas cepilladas para eliminar la pincelada, con mates, superficie pintada, plana, a mano alzada, sin brillo, sin textura, no lineal, sin bordes duros (…)”.

En esta exhibición las pinturas –realizadas en los años 60– parecían bromear entre sí, a diferencia de las pinturas azules que muestran la proyección del mismo claroscuro temperamental que el trabajo de Ad Reinhardt tiene en su conjunto. En este trabajo, se entiende la disposición del artista a cerrar las puertas con las pinturas negras que hicieron un impacto esencialmente austero dentro de la muestra, sin perder la percepción positiva al rodearse de la exposición de color en la muestra gráfica del artista.

Ver fuente