Sol Lewitt, la perpetua exploración del cubo

Sol Lewitt contaba con 21 años cuando recibió el título de Bachelor of Fine Arts (BFA) en la Universidad de Siracusa. Tras culminar su formación, decide viajar a Europa, donde comienza a observar la obra de notables artistas y se hace susceptible a la asimilación de su legado y a su influencia.

Sol Lewitt, Luis Benshimol

Con la llegada de la década de los cincuenta, Sol Lewitt decide establecerse en la ciudad de Nueva York, donde dio muestras de interés por el diseño gráfico, razón por la cual decidió sumarse al equipo de trabajo de la Seventeen Magazine. En esta misma época descubre la labor fotográfica de Eadweard Muybridge.

Sol Lewitt, Luis Benshimol

Este fotógrafo británico se caracterizó por experimentar con la cronofotografía durante la segunda mitad del siglo XIX. Sus estudios sirvieron de base e inspiración para la creación del cinematógrafo, y sus secuencias fotográficas y las nociones de locomoción que refleja en su trabajo, despertaron en Lewitt la inquietud por acercarse mucho más a estos principios y explotarlos mediante su pintura.

Sol Lewitt, Luis Benshimol

Hacia la década de los sesenta, Sol Lewitt comenzó a trabajar en el MoMA, donde tuvo la oportunidad de vivir muy de cerca todo el proceso para el montaje de la exposición Sixteen Americans. Las discusiones que giraron en torno a esta colectiva, que incluyó a artistas como:

  • Richard Lytle
  • James Jarvaise
  • Jack Youngerman
  • Robert Mallary
  • Julius Schmidt
  • Frank Stella
  • Wally Hedrick
  • Jasper Johns
  • Richard Stankiewicz
  • Louise Nevelson

Causaron una enorme motivación en el artista de origen europeo, quien a su vez estuvo muy vinculado a figuras como Dan Flavin y Robert Ryman. Sol Lewitt fue relacionado con el minimalismo y es considerado por críticos e historiadores como una de los pioneros del arte conceptual, además de destacarse como una de los teóricos más notables de esta tendencia artística.

Sol Lewitt, Luis Benshimol

El legado artístico de Lewitt está compuesto por trabajos murales, piezas en dos y tres dimensiones, fotografías, dibujos, progresiones y estructuras modulares que tienen un apego notable a la geometría, donde el principal protagonista es el cubo. El MoMA dedicó a este artista su primera retrospectiva en el año 1978. Además de exponer la galería neoyorquina, también llevó su trabajo al Reino Unido, Alemania, España, Francia y Suiza.

Sol Lewitt, Luis Benshimol