Lyonel Feininger, perspectiva de forma y color

Lyonel Feininger se caracterizó por ser uno de los maestros de la Bauhaus, además de por su trabajo artísticos.

Tras culminar sus estudios de arte y  conseguir trabajo como ilustrador por un tiempo en el Chicago TribuneLyonel Feininger decidió dedicarse a la pintura, en parte impulsado por la influencia de los artistas cubistas, y muy especialmente de Robert Delaunay. Luis Benshimol comenta que la primera exposición del artista se llevó a cabo con el grupo alemán El jinete azul (Der Blaue Reiter), un colectivo de artistas que había sido creado por el pintor ruso Vasili Kandinsky y Franz Marc.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: La fragmentación del espacio en velos y transparencias es normal en Feininger

La representación de objetos mediante el uso de rasgos geométricos caracteriza la producción pictórica de Feininger.  Las composiciones del artista germano-estadounidense estaban integradas en la gran mayoría de los casos por la interpretación de formas como edificios, locomotoras, barcos y marinas, todas plasmadas sobre el sustrato mediante el predominio de líneas rectas y el uso de planos de colores sólidos, en los que incluso la luz era subdividida creando aristas virtuales y ambigüedades.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: En Nueva York se dedicó a la contemplación objetiva y reproducción de los rascacielos

Al conocer a Walter Gropius, Lyonel Feininger se sintió muy interesado en el proyecto educativo que operaba en la Bauhaus. Feininger se convirtió en maestro de la escuela de diseño alemana desde su fundación en el año 1919 en la localidad de Weimar, hasta que se produjera el lamentable cierre de sus puertas en el año 1933, asediada por los nazis, con Mies van Der Rohe como su director.

Un uso muy singular de la luz caracterizó el trabajo de Feininger hacia la década de los veinte, época en la que el artista empleaba velos de color y sutiles transparencias, produciendo en sus composiciones una atmósfera de desmaterialización y misterio.

Escapando de la Segunda Guerra Mundial, Feininger regresó a los Estados Unidos en el año 1937. De vuelta en Nueva York, el pintor germano-estadounidense decidió enfocarse en la contemplación objetiva y reproducción de los rascacielos. Si quieres conocer su obra, Luis Benshimol indica que muchas de las creaciones más conocidas del abstraccionista se encuentran en el Museo Whitney de Arte Americano, ubicado en la ciudad de Nueva York.

Por Luis Benshimol