Richard Serra, la atracción por el metal

Richard Serra comenzó su formación en la Universidad de California en el año 1957, tal como nos recuerda [Luis Benshimol], inclinándose originalmente por la literatura. Vivía en la costa oeste de los Estados Unidos, y llevó en paralelo sus estudios con un trabajo en una acerería, labor que distaba mucho de su formación universitaria, y que se convertiría en factor determinante para su creación artística.

En el año 1961 termina sus estudios literarios y se inclina por cursar Arte en la Universidad de Yale. Sus primeras creaciones se distinguen por una tendencia completamente abstracta. Con el acercamiento que ya manejaba hacia los metales, Richard Serra decide utilizar el plomo fundido aplicando el estilo de un process art, arrojando el metal líquido contra las paredes del estudio o la galería para la creación de sus obras.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

Esta etapa no gozó de la misma trascendencia que sus grandes rodillos y paneles curvilíneos de hojas de acero, colosales esculturas por las que Serra es reconocido en el mundo del arte contemporáneo, junto a otros nombres como Donald Judd o Dan Flavin, como uno de los integrantes del minimalismo estadounidense.

Sus piezas, que gozan de dimensiones monumentales, así como de autonomía, producen un notable impacto en los espectadores. Muchas creaciones de Serra se mantienen exhibidas permanentemente en espacios exteriores, diseñadas para soportar las inclemencias del tiempo gracias al proceso previo de oxidación que caracteriza el trabajo de este minimalista, y que le permite a cada obra, luego de una década a la intemperie, mantenerse naturalmente estable.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

Tilted Arc, del 1981, ha sido una de las obras más polémicas de Serra debido a su instalación en la plaza federal de Nueva York. Los trabajadores de la zona aborrecieron la iniciativa, argumentando que la gran pared de acero impedía la libre circulación.

Una las creaciones más conocidas de Richard Serra se encuentra en las instalaciones del Museo Guggenheim de Bilbao y fue titulada Snake. Esta pieza sobrecogedora por su gran tamaño está integrada por tres hojas de acero sinuosas que parecen describir en su trayectoria el cuerpo de este reptil. También hay esculturas de Serra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y la Universidad de California.