Waldemar Cordeiro, arte de la mano de la tecnología

A pesar de su corta vida, Waldemar Cordeiro es considerado uno de los artistas brasileños del siglo XX más importantes. Este innovador del arte contemporáneo nació en Roma y fue en la capital italiana donde inició su formación artística. Tendría un poco más de 20 años cuando Cordeiro decidió marcharse a la ciudad de Sao Paulo, en Brasil.

Tras pasar por la Escuela de Finas Artes de Roma y la Escuela de San Giácomo, Cordeiro llega a tierras brasileñas en el año 1948 para desempeñarse Como periodista sin imaginar que sería en la década de los 50 que este artista, nacido en Italia, llegaría a tierras americanas para sentar las bases de nuevas e interesantes propuestas artísticas y estéticas.

 

Corría el año 1952 y Cordeiro se convierte junto a Anatol Wladyslaw, Leopoldo Haar, Lothar Charoux, Féjer, Geraldo de Barros y Luiz Sacilotto en uno de los fundadores del Grupo Ruptura, llevando al panorama artístico brasileño nuevas propuestas vinculadas con el arte concreto y las vertientes del abstraccionismo en América Latina.  Para este mismo año lleva a cabo una exposición en el Museo de Arte Contemporáneo de Sao Paulo, e ingresa, oficialmente, a la palestra vanguardista.

Es hacia la década de los 60 cuando Cordeiro hace uno de sus más importantes propuestas artísticas al involucrar el uso de la computadora y de tecnologías de la época al universo del arte. Paulatinamente el artista comienza a incorporar a su trabajo nuevas herramientas que le permiten experimentar con tendencias que cada vez más se apoyan en lo digital. El resultado es la creación de formas y composiciones donde los patrones, correctamente trazados por los recursos digitales, imponen una estética en cuanto a trazos, color y proporción.

 

Waldemar Cordeiro alcanzó el pináculo de su propuesta artística y estética hacia la década de los 70, sin imaginar quesu vida acabaría prematuramente, justo en el momento en el que el artista sentaba las bases para una sólida fusión entre las tendencias abstraccionistas del arte contemporáneo y el empleo de las herramientas tecnológicas

En el año 71, apenas dos años antes de que se produjera la muerte de Cordeiro, se lleva a cabo la muestra Held the Arteônica – O Uso Criativo dos Meios Eletrônicos em Arte (Artonics – El uso creativo de los medios electrónicos en el arte), una exposición que tuvo lugar en la ciudad de Sao Paulo y que dio como resultado la edición y publicación de un libro que lleva el mismo nombre.

  

Arteónica fue una iniciativa que dejó una profunda huella no sólo en el arte brasileño de la época, sino también en las corrientes que se desarrollarían posteriormente en otros lugares del mundo, abriendo un lugar para los nuevos recursos tecnológicos dentro del universo de las artes. Un año antes de morir, Cordeiro trabajó en la Universidad de Campinas (Unicamp) como director del Centro de Procesamiento de Imágenes del Instituto de Artes.