Luis Benshimol: Willys de Castro, poesía gráfica

Al igual que muchos otros artistas de su época, Willys de Castro se caracterizó por ser sumamente polifacético. En su juventud estudia diseño junto a André Fort y su inquietud por las artes gráficas sería sólo el principio de las múltiples ocupaciones que desarrolló en vida, siempre relacionadas con la expresión plástica, con las propuestas visuales y con planteamientos compositivos.

Pintor, grabador, diseñador, escenógrafo, fueron algunas de las áreas en las que Willys de Castro trabajó en sus sesenta y dos años de vida. A mediados de la década de los cuarenta, trabaja como diseñador técnico e inicia estudios de química. Comenzando la década de los cincuenta, De Castro comienza a interesarse por las artes gráficas e inicia la creación de sus primeras pinturas abstracto-geométricas, donde puede identificarse la clara influencia del Constructivismo.

 

Hércules Barsotti y De Castro se unieron para la creación de un estudio de proyectos gráficos, y participan en el movimiento Ars Nova, llevando poemas concreto visuales a las instalaciones del Teatro Brasileño de Comedia (TBC). Con esta iniciativa, el artista nacido en Uberlandia, comienza a mostrar afinidad con las artes escénicas y se convierte en el co fundador de la publicación Teatro Brasileño. Trabaja con las compañías Teatro de Arena y Teatro Cultura Artística, para quienes realiza algunas piezas de utilería y escenografías.

Su trabajo en esta área le es reconocido con el premio de la Asociación Paulista de Críticos Teatrales y se hace consejero técnico de la revista Vértice. Luego de pasar una etapa en Europa, Willys de Castro vuelve a Río de Janeiro, donde se entera de las actividades del Grupo Neoconcreto y se integra a esta colectiva, junto a Hércules Barsotti, Ferreira Gullar, Franz Weissmann y Lygia Clark.

Objetos Activos es una de sus principales series. En ella el pintor, que durante años se había concentrado especialmente en la perspectiva plástica y comunicacional de la expresión gráfica, comienza a plantearse algunas inquietudes artísticas, como hacer del plano y de los volúmenes, elementos esenciales del discurso en su obra, así como involucrar a la tela como un elemento más de la pieza, y no como mero soporte de la creación.

Durante su vida, Willys De Castro formó parte del Consejo Artístico de la Galeria de Artes das Folhas y la Asociación Internacional de Artes Plásticas de la UNESCO.