Elías Crespín, un cinetismo hipnótico

Elías Crespín ha desarrollado las instalaciones Slow Motion como parte de su aporte al cinetismo.

A comienzos de mayo cerró las puertas la exposición del artista venezolano Elías Crespín en el centro cultural de la Casa de América Latina, ubicado en la capital francesa, una muestra en la que el público parisino pudo constatar cuál es la visión estética del arte cinético que expresa este creador, notablemente influenciado por los maestros Carlos Cruz-Diez y Jesús Soto.

Partiendo del principio de la pieza escultórica en movimiento, para Luis Benshimol una de las singularidades que hace tan interesante el trabajo de Crespín, es la forma en la que ha dotado a sus creaciones de cálculos matemáticos que le permiten diseñar ciclos de movimiento que se basan en el sutil desplazamiento, la convergencia de los planos y la distribución armónica de los cuerpos en el espacio, consiguiendo, de esta manera, que cada instante de la contemplación se convierta, en sí mismo, en una nueva experiencia, un nuevo plano compositivo en su completud.

 

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Elías Crespín construye cada pieza con minuciosidad

Desde el año 2008, el venezolano se encuentra desarrollando sus creaciones en París y muchas de las piezas que ha llevado a diversas galerías y salas de exposición se agrupan en la serie Slow Motion, en lo que prevalecen algunos aspectos estéticos, como el uso de formas geométricas esenciales, la experimentación con materiales que presentan diversos estados de transparencia, la coreografía del desplazamiento y, en determinados casos, los estímulos auditivos.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Carlos Cruz-Diez y Jesús Soto son influenciadores de Crespín

Valiéndose de materiales como el metal, el acrílico y el plástico, Elías Crespín construye sus creaciones en singular convergencia mediante a las apreciaciones que permite la transparencia física y los diversos grados de opacidad que maneja en sus cuerpos en constante movimiento, opacidad que en buena parte es consecuencia de la incidencia de la luz.

Para Luis Benshimol, creaciones como Circular Inception son de sumo interés para el público, ya que mediante ella es posible ver la coreografía de nueve círculos concéntricos que se adueñan del espacio desplazándose sobre el eje vertical, describiendo en diversos momentos múltiples estímulos, y permitiendo que la audiencia sea capaz de percibir, valiéndose de una lectura singular o universal, cada elemento como un ente autónomo o como componente de la suma de las partes.

Por Luis Benshimol