Lygia Pape, sensibilidad en diversos medios

[Luis Benshimol] nos enseña que si existe una artista brasilera que supo plasmar en diversos medios la sensibilidad que reclamaba la creación artística de mediados de siglo pasado, esa fue Lygia Pape. Además de los diversos canales relacionados con las artes plásticas, esta reconocida concretista sudamericana supo emplear la literatura, la docencia e incluso el cine como canal de difusión de sus inquietudes y tendencias.

Formó parte del Grupo Frente, pero no tardaría en sumarse a las final del Movimiento Neo-Concreto en la década de los cincuenta, período para el cual su trabajo comienza a hacerse más notable y visible. Suele vincularse con otros contemporáneos, como Hélio Oiticica y Lygia Clark, pero la verdad es que su trabajo gozó siempre de una autonomía que lo hizo valer por sí mismo.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

Hizo parte de una de las muestras del Arte Concreto, corriente que dejaría huella en ella y en su creación artística posterior. Entre sus creaciones más importantes de esta época se encuentra la serie Tecelares, obras en las que experimenta con el desbastamiento de los materiales para permitir el paso de la luz, elemento compositivo que fue también una constante inquietud para otros contemporáneos.

En paralelo con su trabajo plástico, Lygia Pape decide incursionar en el mundo del cine. Para este momento corría ya la década de los setenta y suma a sus labores en el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo su trabajo con Cinema Novo, empresa para la que llegó a desarrollar créditos de apertura además de otras representaciones visuales.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

Lygia Pape supo plasmar sus conocimientos e ideas no solo en sus notables libros, creaciones bibliográficas que aún hoy en día se merecen el reconocimiento de la crítica especializada por el profundo y valioso legado que se encuentra en ellos, también mediante la docencia.

Impartió clases en la Universidad de Santa Úrsula, caracterizándose especialmente por inculcar en sus discípulos el valor por las creaciones vernáculas, distanciándolas de los falsos dogmas académicos.