Gego, la artífice de la Reticulárea

Fueron Alejandro Otero y Jesús Soto los que motivaron a Gertrude Goldschmidt, mejor conocida como Gego, a decantarse por las creaciones tridimensionales a mediados de la década de los cincuenta. Por años, la artista germano venezolana había sentido gran afinidad por el estudio de la línea como recurso expresivo.

Creó acuarelas, grabados, dibujos, tejidos de papel y escultura, pero el desarrollo de la serie de las reticuláreas sería, sin lugar a dudas, uno de sus trabajos más interesantes, el mimso que la colocaría en la mira como una de las artistas femeninas más destacadas de mediados del siglo XX, junto a creadoras como Lygia Pape, Lygia Clark y Mira Schendel.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

[Luis Benshimol] leyó que su primera serie de reticuláreas fue desarrollada a finales de la década de los sesenta, valiéndose del uso de piezas de acero y aluminio para tejer, in situ, una red capaz de adueñarse del espacio. De este modo, y en paralelo con su incansable trabajo reflexivo y teórico, Gego daría el salto a las curiosas instalaciones que harían conocido su nombre.

Atrás había quedado la época figurativa y expresionista que había ocupado en primer lugar las inquietudes plásticas de Gego. A través de estas interminables mallas tridimensionales, la línea cobraba un nuevo carácter en el trabajo de esta artista, llegando a su máximo código de expresión dentro de su estética.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

Su importante legado teórico le permitió profundizar en su filosofía artística y en los alcances y limitaciones de los medios de expresión escogidos por ella durante su vida profesional. Muchas de estas inquietudes fueron volcadas en su labor como docente, llegando a impartir sus conocimientos en la Escuela de artes Plásticas Cristóbal Rojas y la Facultad de Arquitectura de la Universidad Central de Venezuela.

Su primera muestra individual llega al Museo de Bellas Artes de Caracas en la década de los sesenta, se tituló Dibujos recientes, además de desarrollar para la época algunas esculturas para la sede principal del Banco Industrial de Venezuela.