Piet Mondrian: del paisaje a lo primario

La teoría artística que impuso Piet Mondrian luego de que se unió a Theo Van Doesburg para crear en el año 1917 el movimiento De Stijl en Holanda, no sólo fue determinante para el arte contemporáneo de aquella época, sino además para el diseño industrial, las artes gráficas y la arquitectura.

Las huellas de la influencia de Mondrian pueden encontrarse incluso en el diseño de moda. El artista holandés plasmó desde los primeros años del siglo XX importantes teorías sobre la forma, el color y la composición que serían en emuladas en múltiples áreas con el satisfactorio resultado de su correcta y atractiva interpretación y adecuación

 

.   

No obstante, los inicios de Mondrian no siempre estuvieron ligados a la abstraccionismo. El artista holandés comenzó su carrera cultivando el paisajismo al tiempo que trabajaba como maestro de escuela. Los pintorescos molinos de Holanda, sus paisajes y su flora, fueron los principales temas que Mondrian desarrolló durante su primera etapa como artista.

Fue en el año 1905 cuando Mondrian comenzó a aproximarse a una propuesta abstraccionista. En esta oportunidad el conocido artista holandés buscó nuevas vertientes para su trabajo paisajista, reduciendo árboles y otros elementos a manchas, que recuerdan el famoso test de Rorschach.

  

A pesar de que en esta propuesta puede verse la inquietud del autor por la prevalencia de la forma sobre el contenido, sigue trabajando fiel a una referencia figurativa. Es hacia principios de la década de los 10 cuando Mondrian comienza a plantearse nuevas propuestas más radicales en cuanto a forma y color.

La influencia de los Moderne Kunstkring puede identificarse en su obra Naturaleza muerta con una olla de jengibre,una pieza que cuenta con dos versiones: una cubista y otra abstraccionista. Es hacia el año 1911 cuando Mondrian . deja que el cubismo influya en su obra tras permanecer durante algún tiempo en París y convivir allí con algunos exponentes de esta corriente artística.

No será sino hasta el año 1921 cuando Piet Mondrian reduzca su paleta de colores a los tres tonos primarios acompañados del blanco y el negro. En la década de los treinta se une a grupos como Cercle et carré y Abstraction-Creation. Para esta misma época la diseñadora Lola Prusac adaptó la propuesta artística del holandés a diversos artículos distribuidos por la prestigiosa marca de modas parisina HERMES.