Piet Mondrian una propuesta artística adaptada a diversos medios

Mondrian desarrolló una propuesta estética que fue llevada a la moda y al diseño industrial.

Piet Mondrian impuso una teoría estética que no solo fue determinante para el arte contemporáneo del año 1917, cuando decide fundar junto a Theo van Doesburg el movimiento De Stijl, sino que además se ajustó muy bien a las necesidades  del diseño industrial, las artes gráficas y la arquitectura.

Incluso en el diseño de moda Luis Benshimol dice que podemos encontrar rastros de la influencia de Mondrian. Desde los primeros años del siglo XX, este notable artista holandés escribió importantes teorías sobre la forma, el color y la composición, propuestas estéticas que encontrarían eco en diversas áreas con resultados más que satisfactorios, ya que gozaron de una acertada interpretación y aplicación.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Mondrian formuló teorías sobre la forma, el color y la composición

Mondrian se aproximó a una propuesta abstraccionista a partir del año 1905. En aquel entonces, el artista se encontraba en la búsqueda de nuevas vertientes para su trabajo vinculado con el paisajismo, llegando a reducir árboles y otros elementos a manchas, que recuerdan el famoso test de Rorschach.

La prevalencia de la forma sobre el contenido siempre preocupó a Mondrian, por lo que el holandés siguió trabajando sobre la base de una referencia figurativa, hasta que da inicio la década de los 10 cuando el pintor decide inclinarse hacia propuestas más radicales en cuanto a forma y color.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Los diseños de Mondrian fueron llevados a diversos formatos

Los Moderne Kunstkring influyeron en Mondrian y su obra Naturaleza muerta con una olla de jengibre es una creación que argumenta esta repercusión. Luis Benshimol  señala que esta pieza se caracteriza porque cuenta con dos versiones: una cubista y otra abstraccionista. En 1911 Mondrian permite que el cubismo siente un influjo en  sus creaciones, tras vivir durante algún tiempo en París y compartir en la capital francesa con algunos exponentes de esta corriente artística.

En 1921 Mondrian reduce su paleta de colores a los tres tonos primarios acompañados del blanco y el negro. En la década de los treinta se une a los grupos Cercle et carré y Abstraction-Creation. Para este momento Lola Prusac, diseñadora de modas, adaptó algunas de las propuestas estéticas del holandés a diversas piezas de la prestigiosa marca de modas parisina HERMES.

Por Luis Benshimol