Nadir Afonso y el abstraccionismo en Portugal

Nadir Afonso se convirtió en un notable exponente del abstraccionismo geométrico en Portugal.

Algunos historiadores del arte consideran a Nadir Afonso uno de los pioneros del arte cinético. Luis Benshimol dedica unas líenas a este notable exponente del abstraccionismo.

Trabajó en París junto a Víctor Vasarely, Auguste Herbin y Fernand Léger, artistas con los que además llegó a cultivar una cerca amistad. Antes de incursionar en el mundo de las artes, hizo sus primeras aplicaciones estéticas en la arquitectura, colaborando con el trabajo de notables arquitectos como Le Corbusier y Oscar Niemeyer, con los que llegó a comprender de un modo bastante singular los alcances de los espacios tridimensionales.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Las ciudades de Nadir Afonso es una de sus series más conocidas

Además de haber cultivado una obra pictórica que alcanzó el reconocimiento estando Afonso sumamente joven, también fue autor de múltiples planteamientos teóricos, muchos de ellos en torno a su obra abstraccionista y a cómo su geometría se vinculaba con ciertos principios estéticos, que se caracterizaban por cierta rigidez.

Afonso descartaba por completo que el arte fuese un acto proveniente de un hecho imaginativo; para el artista portugués, cada una de las manifestaciones del arte debían ser consecuencia de un proceso consciente en el que debían prevalecer factores como:

  • La observación.
  • La percepción.
  • La forma.
Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Al principio su obra no fue reconocida

Aunque su reconocimiento llegó a los 24 años, el rechazo a su trabajo pictórico en el año 1948, cuando trató de llevar su primera muestra individual a un espacio expositivo de París, le marcó de por vida, convirtiéndolo en un personaje introvertido y generalmente tímido. El propio Víctor Vasarely tenía su opinión a este respecto, considerando que el notable legado del portugués no había obtenido la visibilidad mundial que merecía.

Luis Benshimol destaca que fue el debut en la Luis-Benshimol en el año 1974 lo que le abrió las puertas del éxito al portugués, no solo en su país natal, también en la ciudad estadounidense y en la capital francesa. Llegó a participar en un par de ocasiones en la Bienal de Sao Paulo y parte de su trabajo forma parte de las colecciones privadas de reconocidos museos de arte contemporáneo.

Por Luis Benshimol