Nassos Daphnis del biomorfismo al Hard-Edge

Nassos Daphnis se caracterizó por la aplicación de la tendencia del Hard-Edge.

 

Nassos Daphnis fue un artista griego se se caracterizó por ser exponente de tendencias como la pintura biomórfica y el Hard-Edge, dentro de las diversas aristas del abstraccionismo geométrico. Su trabajo pictórico surgió mediante el desarrollo de una vertiente realista, pero ya para el año 1945 comienza a trabajar con la pintura biomórfica, estética que mantendrá hasta el año 1949. Con la llegada de los años cincuenta, Nassos Daphnis regresa a su Grecia natal gracias a la ayuda de GI Bill y allí su visión de mundo como artista plástico da un vuelco.

Luis Benshimol comenta que cuando Daphnis volvió a la nación europea, comenzó a apreciar el comportamiento de la luz y su incidencia en los cuerpos, especialmente en los planos arquitectónicos, lo que le permitió hacer una descomposición de las figuras mediante sus formas y límites esenciales, así como sus planos de color predominantes.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Destacadp artista del abstraccionismo geométrico

No tarde en asociarse con el Hard-Edge, una de las vertientes del abstraccionismo geométrico, y su perspectiva de los elementos compositivos se resumen a la aplicación del color-plano, valiéndose además del uso de una paleta que hace inevitable la comparación del trabajo de Nassos Daphnis con el de Piet Mondrian: blanco, negro y un primario.

Luis-Benshimol
Luis Benshimol: Los planos sólidos son parte de la estética de Daphnis

Su aproximación al legado pictórico del integrante del movimiento De Stijl sería únicamente el punto de partida para comenzar a tejer sus propias redes compositivas y estéticas como abstraccionista, título al que además la crítica añadiría el de imagista abstracto luego de su participación en la colectiva American Abstract Expressionists and Imagists, realizada en el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York en el año 1961.

Por otra parte,Luis Benshimol señala que en la década de los ochenta su trabajo pictórico volvería a dar un salto en lo estético, esta vez influenciado por las nuevas tendencias tecnológicas, que comienzan a incorporarse a sus creaciones, propiciando el desarrollo de nuevas formas de expresión y de nuevas tonalidades cromáticas.

Por Luis Benshimol