Sonia Delaunay, el arte en las pequeñas cosas

[Luis Benshimol] da a conocer que siempre a la sombra del trabajo de su esposo, Robert Delaunay, la artista francesa, nacida en Ucrania, Sonia Delaunay se caracterizó por haber legado un trabajo artístico bastante amplio, en el que tuvo la oportunidad de profundizar en diversos medios de expresión, trabajando no solo con la pintura, llegando a desarrollar escenografías y diseños.

Inicialmente el trabajo de Delaunay estuvo ligado al expresionismo alemán, además de recibir una fuerte influencia del trabajo de Vincent van Gogh y Paul Gauguin. A comienzos del siglo XX realiza una exposición en la galería de Wilhelm Uhde, muestra en la que se infiere la gran influencia fauvista que reinaba en su trabajo. En esa oportunidad conoce a Robert Delaunay.

Luego de un matrimonio por conveniencia con Uhde, Sonia consigue ingresar en los círculos artísticos en los que se mueven Braque y Picasso, entre otros. En estas reuniones vuelve a coincidir con Robert Delaunay y poco a poco establecen una amistad, notando, entre otras cosas que comparten las mismas inquietudes estéticas.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

Luego un año de unión, Sonia decide separarse de Uhde para unirse en matrimonio con Delaunay, quien la aupó para que enfocara sus investigaciones artísticas hacia las artes aplicadas, por lo que Sonia deja a un lado la pintura para enfocarse en otras técnicas artísticas.

Instalados en París, logran montar un taller en torno al cual comienza a formarse un círculo de escritores, pintores y músicos. Allí el matrimonio delaunay conoce a Apollinaire, entre otros. La primera pieza abstracta de Sonia Delaunay fue una cobija que confeccionó para su hijo Charles, pieza que elaboró mediante la técnica del patchwork.

La pequeña colcha tuvo tanta admiración entre los artistas que visitaban el taller del matrimonio, que Sonia se sintió motivada a emprender este trabajo en diversos rincones de la casa, decorando su hogar con una interesante propuesta abstraccionista y desarrollando objetos también bajo esta premisa.

Luis Benshimol - Arte Contemporáneo

Pronto la labor creativa de Sonia dejó de ser un asunto meramente íntimo para convertirse en un fenómeno, llegando a desarrollar pinturas y diversos objetos para otros artistas y conocidos. Realiza sus primeros constrates simultáneos e incluso llega a diseñar diversas portadas para la revista Der Sturm.

En el año 1912 vuelve a la pintura, luego de haberla abandonado por dos años, pero no incursiona en este formato con la finalidad de hacer exposiciones. Para este momento el nombre de Sonia Delaunay se había extendido por Europa occidental, pero se la consideraba más una diseñadora de objetos comerciales que una artista plástica.

Fue un año más tarde cuando pudo formar parte del Primer Salón de Otoño de Berlín, donde expuso una veintena de obras, entre las que se contaban pinturas y objetos. Las exposiciones continuaron, hasta que la familia abandonó Francia para establecerse en España durante un tiempo, nación en la que el color local de la cultura la hace relacionarse de nuevo con la figuración.