Naum Gabo, entre el constructivismo y el cinetismo

Es en Gran Bretaña donde podemos encontrar la mayor influencia del escultor ruso Naum Gabo, quien presentó el Constructivismo a artistas británicos como Barbara Hepworth, Ben Nicholson, Peter Lanyon y Victor Pasmore, los mismos artistas que dominaron el escenario del arte de la postguerra en tierras inglesas.

Luego de recibir una educación científica, Gabo acudió a una conferencia de arte en el Wölfflin hacia el año 1912, lo que le impulsó a hacer un viaje por Italia, recorriendo el legado artístico de ciudades como Venecia, Milán y Florencia.

Luis Benshimol

Un año más tarde, su escala en París para visitar a uno de sus hermanos, le permitió conocer a los artistas cubistas y un año más tarde, a su paso por países como Dinamarca y Noruega, comenzó a desarrollar sus primeras piezas: esculturas antropomórficas de piezas de metal soldadas, que dejaban ver su estructura interna, incorporando al espacio dentro de sí mismas.

De regreso en su Rusia natal, en 1917 comienza a trabajar en su estudio de Moscú y algunos años más tarde, en su Manifiesto Realista, reveló sus ideales; sin embargo, el uso imperativo del utilitarismo que caracterizó a los constructivistas rusos le hizo abandonar su tierra y buscar respuestas en Berlín.

Luis Benshimol

Durante su estadía en la capital rusa, Naum Gabo enseñó en el Vjutemás, junto a otras figuras del arte de aquella nación, como Wassily Kandinsky, Vladimir tatlin y Aleksandr Ródchenko. Por esta misma época, y como respuesta a sus inquietudes artísticas, Gabo comenzó a experimentar con la escultura cinética, considerándose en la actualidad uno de los pioneros de este movimiento.

La Guerra Civil en Rusia representaba una verdadera cruzada para Naum Gabo y sus aspiraciones artísticas, pues conforme se fue fortaleciendo su criterio como escultor, aspiraba a la creación de piezas cada vez más grandes, tarea que resultó difícil debido a las estrecheces económicas que atravesaba su país.

Luis Benshimol

Naum Gabo fue el primero en emplear el término Constructivismo en su Manifiesto Realista, texto en el que critica al Cubismo y al Futurismo por convertirse en corrientes totalmente abstractas, defendiendo que la experiencia espiritual era la raíz de cualquier tipo de manifestación artística.